domingo, 8 de mayo de 2016

El padre Maffei se desplazaba de un sitio a otro...

   El padre Maffei se desplazaba de un sitio a otro, acompañando su explicación.
   -Vos estaréis aquí detrás, en esta silla. Como veis, a menos de dos metros de Lorenzo de Médicis. Ese otro hombre vuestro...
   -Landi. Yo le transmitiré lo que digáis. Para evitar sospechas no andaremos juntos.
   Volvió a desplazarse Maffei.
   -Estará aquí, algo más lejos, dos bancos detrá de Giuliano, ¿comprendéis?
   -Además, que, como muy bien sabéis, porque estáis al tanto de lo que ha ocurrido, contra los deseos de todos ha sido inevitable obrar con alguna precipitación.
   -Es igual -aceptó Montesecco.
   -Deberá saltar por encima de estos bancos.
   -Es joven y agil.
   -Bien. Este es el lugar de Lorenzo de Médicis. Ahora no está su silla, pero aquí estará.
   Se colocó en posición parecida a la que tendría Lorenzo.
   -Y vos estaréis ahí... Apenas dos metros. ¿Es fácil hacerlo?
   -Es fácil.