jueves, 4 de febrero de 2016

"Demasiado equipaje, ma"

    "Demasiado equipaje, ma"
    "Nunca se sabe lo que puede durar un viaje, Tristán.
O te sobra mucho o te falta ropa. Mejor es que te sobre."
    De esto le estaba hablando una tarde, sentada en el banco de piedra de la entrada a la casa que mira al mar, puestos los ojos en el horizonte, de tal modo que parecía estar viendo algo más allá del Teide, que emergía en la otra isla, entre un mar de nubes, cuando pasó un avión.