domingo, 31 de agosto de 2014

¿Le duele?



-¿Le duele?
-Un poco. ¿Le importa que nos sentemos?

Ella le ayudó a acomodarse en el banco. A través del tejido aspero de su gabán, su cuerpo se notaba duro y firme, y  Barbara se sintió inmediatamente atraída por él.



                                                                                  Invierno en Madrid.
                                                                                            Sansom C.J.