domingo, 6 de julio de 2014



Cosette se levantó. Dió lentamente una vuelta por el jardín sobre la hierba mojada de rocío. Después volvió al banco.

En el momento en que iba a sentarse observó en el sitio que había ocupado recién, una gran piedra que no estaba antes.

                                                                                     Los Miserables